EL PENDIENTE DE ARO, UN IMPRESCINDIBLE.

       

Los pendientes de aro son un valor seguro, nunca se te pasaran de moda, es un tipo de pendiente que rentabilizara muchísimo, pues permiten variaciones increíble.

EL PENDIENTE DE ARO, UN IMPRESCINDIBLE.


EL PENDIENTE DE ARO, UN IMPRESCINDIBLE.

        Todas las modas son ciclicas, aunque nos pueda parecer que una moda es algo nuevo, siempre hubo esa misma tendencia en otro momento de la historia.Así, dependiendo de la edad que tengas, habrás visto modas que van y vuelven, cuanto mayor seas más podrás comprobar esto. Sí que es cierto que con el paso del tiempo, a toda moda se le añade algo de novedad o alguna tendencia que parece marcar la época en la que nos movemos. Y en la joyería sucede exactamente lo mismo, así pues las tendencias modas que podamos ver como muy actuales, son en realidad reediciones de clásicos. Por ello, hoy vamos a hablar de un clásico que más que nunca es tendencia, los pendientes de aro bien sean en oro plata o cualquier otro material es un fondo de armario del que siempre debes disponer.Los  pendientes de aro son un valor seguro, pues podríamos decir que en el 99% de los casos sirven a todos los tipos de cara y combinan perfectamente bien con cualquier tipo de peinado que lleves. Siendo también un pendiente comodín,te vistas informalmente, tengas una reunión, cena familiar, una boda o cualquier otro evento social siempre te combinará con el estilo que lleves. Es increíble comprobar como un pendiente tan sencillo, puede evolucionar en tantas variables, pues el pendiente de aro básico es eso, un aro redondo.

Pero con el tiempo ha evolucionado en diferentes formas, con circonitas, colgantes, con forma ovalada, cuadrados e incluso en forma de rombo. Con este artículo, intentaremos dar una pequeña guía básica, sobre cómo combinar los pendientes de aro, dependiendo del tipo de cara que tengas cosas que definirá que unos pendientes u otros te favorezcan más o menos. Lo primero que tenemos que analizar son los tipos y formas de caras que existen:

 

  • El rostro alargado oblongo
  • El rostro rectangular
  • El rostro redondo
  • El rostro cuadrado
  • El rostro triangular invertido
  • El rostro en forma de corazón
  • El rostro en forma de diamante
  • El rostro triangular
  • El rostro ovalado

Aunque nos puedan parecer muchos tipos de caras, podríamos dividirlas en dos grupos principales, las que marcarían un mentón prominente o que tienen a redondear la cara y aquellas que marcan un mentón más fino o que ayudan a hacer la cara más alargada.


Elección del pendiente de aro:


   Como hemos dicho el pendiente de aro sirve y queda bien a todo el mundo. Si que es cierto que dependiendo del tipo de cara que tengamos nos interesará seguir una serie de reglas, que según lo hagamos potenciarán unos rasgos u otros. Nosotros intentamos potenciar el conjunto en general, es decir el rostro en su totalidad, comprendiendo el peinado y los complementos.

                                                       
   Cuando hablamos de aquellas caras con mentones que tienden a ser finos o acabar estilizando el resto del rostro, los pendientes de aro que nos favorecerían, serían aquellos que son redondos, pues al igual que en la ropa con las rayas horizontales estos pendientes redondos tienden a engordar o dar volumen a la cara por tanto el tamaño del pendiente de aro puede ser grande y si decidimos llevarlo pequeño o con modificaciones en su forma, como un pendiente de aro oval, lo podemos llevar grueso o con charms o colgantes añadidos.


En Caras ovales o con una fisionomía igualada tanto en la parte de arriba como en la de abajo o con un mentón o mandíbula más marcada, le vendrán bien los pendientes de aro que son un poco alargados o con colgantes pues darán una sensación más fina o de delgadez que un pendiente de aro normal.

Los rostros a los cuales les iría mejor los pendientes de aros redondos clásicos o similares serían:

  • el rostro ovalado
  • el rostro diamante
  • el rostro corazón
  • el rostro triángulo invertido

                                                           

   La razón es clara, vamos de una fisonomía en la parte superior más ancha a una más fina que converge en la barbilla. El pendiente de aro redondo rellena esos huecos que generan los rostros que van de más volumen en la parte superior a menos volumen en la parte inferior. 


Las caras con rostro redondo, alargado u oblongo serían caras que necesitaría en pendientes de aro redondos no muy grande, alargados o con colgantes que ayudasen a estilizar la fisonomía de la cara.


Y por último la cara de rostro cuadrado o rostro rectangular sería una mezcla de los dos tipos anteriores así pues a estas le podrían servir ambos tipos de pendientes dependiendo de la predominancia del rostro más ancho menos ancho.

                                               


  Así pues lo primero que te recomiendo es mirar el dibujo que acompañamos y delante de un espejo ver el tipo de cara que puedas tener, no te preocupes, esto es un ejemplo de los de los 9 principales tipos de cara, normalmente solemos tener mezcla de varios.

   Tienes que buscar cuál es la predominancia del tuyo, lo más importante comprobar si tu cara va de la parte de arriba más ancha a una barbilla o mentón más fina. O por el contrario, tanto la parte de arriba como dela barbilla o mentón, acaban redondeado o es más amplia que la de un rostro oval o de corazón. No te obsesiones con un tipo de cara u otro, todas son bonitas y con un carácter único, tienes que aprender a sacarle todo su potencial.


   Una vez que sepas esto, podrás comprobar si a tu cara le van mejor un pendiente de aro clásico o uno de otro tipo, tampoco te preocupes mucho, como hemos dicho al principio el pendiente de aro siempre sienta bien, pero intentamos que con esta pequeña guia le saques el mayor partido dependiendo en principio de el tipo de cara que tengas.

   También es cierto que influirá el peinado que lleves pelo corto, largo un recogido, coleta o trenza... pero en este caso el tipo de pendiente que lleves dependerá más de la ocasión. Sí por ejemplo, llevas el pelo suelto los pendientes de aro grandes quedan muy bien, porque lucen y hacen que entre el pelo suelto, se puedan ver mejor. Si llevas el pelo con un recogido coleta o trenza, un pendiente de aro más pequeño o con otras formas ayudará también, los puedes llevar largos, pero en este caso un pendiente largo, en una cara con un recogido en el pelo toda la atención se centre en el pendiente.

                                                       


   Ahora que ya hemos hablado de como tenemos la cara, los pendientes de aro y el tipo de peinado que podamos llevar.Hablaremos exclusivamente de los pendientes de aro.

   El pendiente de aro es el de toda la vida, del redondo muy pequeño para niñas a no tan niñas, pasando a los tamaños intermedios para llegar hasta los muy grandes, enormes y sus distintos grosores.

   Aunque como hemos dicho anteriormente, dependiendo de cómo tengas la cara te recomendamos ponerté un tamaño u otro, al igual que unas formas u otras te serán más atractivas... Pero siempre es a fin de cuentas, una cuestión personal.


   Nosotros desde el punto de vista profesional, te recomendamos tener presente el tipo de fisonomía facial que tienes y el peinado que asociarás al momento en cuestión, por cierto el peinado tambien atiende a estas leyes de la fisonomía facial. Y ten presente si quieres un conjunto general o si quieres hacer resaltar los pendientes sobre el resto.


   Por otro lado, tenemos las tendencias y las modas que también crean o modifican lo existente. Creando o evolucionando hacia pendientes como el pendiente de aro con circonitas, las morcillas o los pendientes de aro retorcidos. Todos ellos también muy actuales ahora, pero que quien tiene un poco más de edad los ha conocido toda su vida.       Por eso te decimos que sea cual sea el tipo de pendiente de aro que te guste, lo tienes que tener, porque te irá con todo.

   Ahora como decíamos antes se ha puesto de moda también ponerle a los pendientes de aro colgantes de todo tipo, lo cual es una novedad, también los hay con perlas pequeñas, figuras fetiche al igual que en el caso del pendiente de aro clásico, tendrás que ver qué es lo que te sienta mejor pues un exceso de colgantes podrían recargar en exceso el pendiente de aro pudiendo provocar que la atención se vaya hacia ellos, en vez de al conjunto general.


   El color del material del pendiente de aro, también es importante, pero  dependerá más de una elección persona. Tendremos que tener presente, el color de nuestra piel, si estamos más morenos, menos morenos y también el color de nuestro pelo, pues la combinación de estos dos factores harán que en un momento dado, destaque más un pendiente en color plata o de oro blanco y en otros un pendiente en oro amarillo o rosa.


¿Sabes porque quedan también los pendientes de aro en cualquier cara?, bueno pues te voy a contar un pequeño secreto. Esto atiende a un hecho que también se utiliza en la pintura y en otros artes, el caso del pendiente de aro es el de un pendiente que siendo grande por la circunferencia que tiene pero a la vez no siendo muy voluminos, tiene la capacidad de crear espacios vacíos y a la vez de llenar otros espacios entre la cara y la oreja. Esto crea una conjunción que favorece mucho, porque sin recargar la estética general de nuestra cara es capaz de crear puntos focales, sin quitar la importancia a nuestro propio rostro.


   Después de esta pequeña reflexión te comento también que los pendientes de aro pueden ser de caña, media caña o planos, siendo lo normal y los más utilizados, los de media caña o caña completa.

   Si me preguntas, ¿que tipo de pendiente de aro me recomiendas que tenga?, pues te diré que al menos dos pendientes de aro de media caña o caña completa en diferentes tamaños uno pequeño y otro más grande y dependiendo de la simetría de tu cara, esto te permitirá combinarlos según la situación que tengas, más formal, más informal e incluso te permitirá colgar pequeñas piezas, charm o colgantes y luego lógicamente optaría por algún tipo de pendiente de aro más moderno. Hoy en día los tenemos de todos tipos, con perlas, circonitas, colgantes de lo más variopintos e incluso los tenemos con formas que no son típicas a los pendientes de aro, cuadradas, ovales, romboidal es, triangulares... Que aunque no son propiamente pendientes de aro los englobados en esta categoría a.

  Los pendientes de aro no son los únicos que son un comodín o un fondo de armario, también existen otros tipos de pendientes qué son del mismo tipo, pero de esos ya hablaremos en otro artículo como puedan ser el caso de las perlas o de los pendientes de circonita.


   Ya para terminar hablaremos de que como hemos dicho los pendientes de aro son un valor seguro, nunca se te pasaran de moda, es un tipo de pendiente que rentabilizara muchísimo, pues permiten variaciones increíble.

   
   Te propongo una alternativa que harán de tus pendientes de aro algo increíblemente moderno, como te he dicho al principio, ahora se llevan y son moda, los pendientes de aro con charms y fetiches, lo cual les da un toque muy original y divertido. ¿Qué te parecería colgar a unos pendientes de aro independientemente del color que tengan plumas pequeñas?, de diferentes tonos, pueden ser desde blancas, naranja, las marrones lo que tú quieras, te darán un look muy casual.

Un saludo Fran.....(@frandilife)

Publicado el 17/4/2019 en Tutoriales

       

RSS 2.0 (Tutoriales) RSS 2.0 (fashiontronos)

Deja un comentario


( * ) Campos obligatorios

Acerca de los certificados SSL
Échale un vistazo a Tronos en Yelp